EN PRIVADO

Por Dionicio LARA

  • Cuestión de tiempo…

Cómo duele ver a mi pueblo expuesto al fragor de la metralla en ese fuego cruzado de balas asesinas que matan por la disputa de una plaza.

Como también duelen las imborrables cicatrices y el sepulcral silencio que dejan sus incontables muertos.

prueba

Y asusta la sangre que tiñe de rojo nuestros mares.

Cierto.

Pero más duele verlo inmerso en esa guerra sucia emanada de la sinrazón, producto de la insensibilidad y la insaciable ambición de los políticos.

Duele verlo sumergido en esa cruenta lucha del poder por el poder que provocan heridas que -ciertamente- no sangran, pero salpican excremento de un hedor insoportable que obligan al pueblo a barrer los escombros en ese afán de limpiar las impurezas que deja la podredumbre, la inmoralidad y la perversidad.

Que lo obligan a limpiar el lodo de la inmundicia producto de aquel libertinaje… de aquella corruptela… de aquella perversión, que tiene nombres y apellidos, pero que una nube negra cubre los ojos de la justicia para no ver.

Qué pena.

Y qué pena que golpe tras golpe, así como sigilosa daga por la espalda; y dolor tras dolor, así como maldito estigma que deja en el cuerpo un candente hierro -mi pueblo-, se vea obligado a soportar -estoica y valientemente- los embates, no solo de los chubascos, los ciclones y los huracanes; sino esos terribles embates que provocan las crisis económicas, las enfermedades, la falta de trabajo, el calor, el hambre, el frío,  y hasta la marginación, el olvido, y la inseguridad…

Y más aún, que lo obligan -a mi pueblo- a soportar los duros golpes de aquella burlesca e imbatible delincuencia que dolorosa y lamentablemente se organiza frente a la desorganización de las instancias oficiales.

Y todo eso acarrea y trae aparejadas desilusiones, molestias, desencantos, decepciones y frustraciones.

Y llena a mi pueblo de miedo.

Se llena de miedo no solo por lo que pasa; sino también –y lo que es peor-  por lo que puede pasar.

Muy cierto.

Y de paso, mi pueblo se duele más, mucho más por tener que soportar a políticos que se enfrascan en discusiones bizantinas resaltando el ego y donde no nos ofrecen nada ni tampoco se comprometen; pero sí nos prometen y también -sin tapujos y desvergonzadamente-, nos comprometen.

Se duele -mi pueblo- por tener que soportar las penas que traen consigo la soberbia y la arrogancia de  aquellos políticos que se enfrentan en estas sucias guerras que solo disparan billetes de distintas denominaciones producto de la sangre de las venas de mi pueblo, producto del sudor de las manos callosas de mi pueblo.

En esas guerras fratricidas que disparan billetes producto del esfuerzo del pueblo y que se queman con la pólvora de la irracionalidad y la desvergüenza de aquellos políticos que actuando sin escrúpulos en esa batalla de la perorata y las descalificaciones, lo que menos les importa es la ubicación central que el pueblo ocupa en ese fuego cruzado.

En ese fuego cruzado de aquel domingo electoral cuando el pueblo -mi pueblo- se convierte en el plus ultra para el candidato, aun cuando ya pasado el proceso electoral, los candidatos levitan en el Edén y sufren de amnesia.

En ese fuego cruzado donde impera el chantaje, la despensa, el soborno, la palmadita en la espalda, el unto y el carrusel.

En ese fuego cruzado de la botellita de agua, de la violencia, del robo de urnas, del fraude, y la compra del voto.

Todo ello a veces con amenazas, a veces con intimidaciones, a veces con amagos, a veces con amedrentamientos, otras con veladas o abiertas advertencias, otras con apercibimientos, otras con manipulaciones, otras con represiones.

Y todo lo cual -pues- no nos augura nada bueno dentro de este proceso electoral que ya tenemos encima.

Cuestión de tiempo.

Un comentario sobre “EN PRIVADO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s