Turismo y desarrollo sostenible

María Luisa Cabral Bowling

ied_setues.jpg

En los grandes centros del turismo internacional hemos visto surgir movimientos que rechazan la afectación del turismo masivo en ciudades como Barcelona, Paris y últimamente en Ámsterdam. El turismo que es considerado una de las principales fuentes de divisas ha sufrido también un desarrollo desequilibrado que provoca desencuentros entre turistas y ciudadanos, afectación del medio ambiente, beneficios solo para un sector reducido y afectación a muchos sectores de la población. Esta es una preocupación que ha estado presente en foros internacionales de la Organización Mundial del Turismo, OMT, y que se ha venido tratando en el contexto de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) definidos en Naciones Unidas y que deben incorporarse en todos los planes de desarrollo de los países miembros, a nivel nacional y subnacional, o sea en Estados y municipios. 2017 fue el Año Internacional del Turismo Sostenible y se promovió a nivel internacional impulsar: “cambios en las políticas, en las prácticas empresariales y en el comportamiento de los consumidores, con el objetivo de hacer del turismo un sector más sostenible que pueda contribuir a alcanzar esos ODS”.

La sexta Conferencia Internacional sobre Estadísticas de Turismo en Manila impulsó incluso el establecimiento de las bases para contar con un marco estadístico para medir el turismo sostenible, haciendo hincapié en que no son solamente indicadores económicos, sino que debe abarcar tres dimensiones: la económica, la social y la ambiental. Se busca medir los aspectos económicos, ambientales y sociales del turismo, a nivel nacional y subnacional defendiendo los principios de la sostenibilidad económica, social y medioambiental.

El Comité de expertos ha definido que por turismo sostenible se entiende el turismo que tiene plenamente en cuenta sus impactos económicos, sociales y ambientales, actuales y futuros, y aborda las necesidades de los visitantes, las industrias, el medio ambiente y las comunidades receptoras.

Se han establecido Cinco Principios para hablar de un turismo sostenible que esté armonizado con los Objetivos para el Desarrollo Sostenible, que son:

1. Crecimiento económico inclusivo y sostenible. Que no contribuya a la desigualdad y a la polarización social, que no promueva la discriminación o la construcción de enclaves y que tenga en cuenta la sostenibilidad social en las comunidades receptoras. Que no promueva la especulación inmobiliaria y desde luego, que combata el lavado de dinero.

2. Inclusión social, empleo y reducción de la pobreza. Que contribuya a resolver el grave problema de nuestro tiempo que es la inseguridad social, el desempleo o empleo mal pagado, sin prestaciones y la pobreza, en donde se contemple la protección a las mujeres y a los niños y niñas de manera particular.

3. Eficiencia de los recursos, protección del medio ambiente y cambio climático. Que contemple de manera integral la afectación del medio ambiente, la prevención de riesgos de desastre y las consecuencias del cambio climático, que proteja los recursos naturales, en particular, la disponibilidad del agua para todos. Se busca que este sector contribuya a incrementar fondos para conservación del patrimonio, de la vida silvestre y del medio ambiente.

4. Valores culturales, diversidad y patrimonio. Que no destruya los valores culturales de las comunidades receptoras y que sirva, por el contrario, para revitalizar actividades y costumbres tradicionales. Que promueva el empoderamiento y fortalezca el orgullo de la pertenencia en las comunidades y sensibilice a la población respecto al valor del patrimonio y, al mismo tiempo, promueva la diversidad cultural y el respeto a la diversidad.

Y 5. Entendimiento mutuo, paz y seguridad. Que derribe barreras y tienda puentes entre visitantes y anfitriones en lugar de promover enclaves, desigualdad y discriminación que provocan polarización social y alimentan en gran proporción la violencia existente en los centros turísticos. El turismo puede ofrecer oportunidades de encuentros interculturales para promover la paz y el entendimiento del otro.

En la Reunión del Grupo de Trabajo de Expertos sobre el tema, que se realizó del 20 al 21 de octubre de 2016 para definir el Marco de referencia del turismo sostenible, se habló de integrar un sistema con participación del sector público y privado, la academia y la comunidad, para construir y recopilar información y procesarla para definir los indicadores de seguimiento al cumplimiento de los principios del turismo sostenible. Se lograron identificar y priorizar aspectos relacionados con la sostenibilidad económica por parte de agentes del sector y también se definieron indicadores para dar seguimiento a la conservación de los recursos naturales y de las áreas naturales protegidas relacionados con el turismo. Se tomaron en cuenta aspectos relacionados como la erosión de playas por efectos del cambio climático. Todo esto con el fin de dar seguimiento al cumplimiento de los principios para un turismo sostenible.

Se definió que “el turismo sostenible debe: 1. Hacer un uso óptimo de los recursos ambientales que constituyen un elemento clave en el desarrollo turístico, manteniendo los procesos ecológicos esenciales y ayudando a conservar los recursos naturales y la biodiversidad. 

2. Respetar la autenticidad sociocultural de las comunidades de acogida, conservar su patrimonio cultural construido y vivo y sus valores tradicionales, y contribuir a la comprensión y tolerancia intercultural. 

3. Garantizar operaciones económicas viables a largo plazo que brinden beneficios socioeconómicos a todas las partes interesadas que estén distribuidas equitativamente, incluido el empleo estable y las oportunidades de generación de ingresos y servicios sociales para las comunidades de acogida, y que contribuyan al alivio de la pobreza.”

Se acaba de celebrar la 8ª Reunión del Comité de Estadísticas y Cuenta Satélite de Turismo en la OMT, el 27 y 28 de febrero, en Madrid para continuar estos esfuerzos y proponer los objetivos estratégicos del Turismo Sostenible para los Estados miembros de la OMT.

Es de esperarse que en nuestro país y en nuestro Estado reorientemos nuestro desarrollo y avancemos en este sentido porque desgraciadamente la crisis económica, la distorsión de nuestro modelo de desarrollo, la crisis norteamericana y los “remedios” promovidos por Trump nos alejan cada vez más de un verdadero desarrollo sostenible, incluyente, equilibrado y adecuado para todas las personas, que contribuya a reconstruir el tejido social, promueva la armonía social y la conservación de nuestros recursos naturales y de nuestro patrimonio.

  1.  http://media.unwto.org/es/press-release/2017-10-27/la-conferencia-de-la-omt-en-manila-traza-la-hoja-de-ruta-para-medir-el-turi
  2.  http://www.tourism4development2017.org/es/acerca-del-ano/

Un comentario sobre “Turismo y desarrollo sostenible

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s