Trazos y Retazos

César de Jesús Ortega Salgado

La mayoría… no confía en los políticos

Una tarde de febrero pase a saludar a mis amigos de siempre, que en la diversidad de sus personalidades y estilos de vida, coincidimos en la necesidad de platicar de lo cotidiano con más sinceridad que en ninguna otra parte, pues nos conocemos hasta con lujo de detalles, para bien o para mal.

Llegó en el momento en que alguien comentaba los pormenores del inicio de la serie televisiva “El César” que se basa en la vida del boxeador Julio César Chávez, para rematar con un:

  • ¿Están viendo la serie? Esta buena, a ese sí que lo quiere la gente, no como al “Peje”…

Expresión lanzada con toda la intención de provocar a un par de integrantes del grupo, simpatizantes del candidato presidencial, logrando iniciar un intercambio a favor y en contra del personaje.

Alguno suelta un agudo comentario:

  • Todo se vale desde hace rato, no importa que les digan precampaña o intercampaña, todo es pretexto para estar gastando nuestro dinero, es muy cara esta democracia, solo ganan quienes de eso viven, como es el caso de muchos candidatos de todos los partidos. 

Todos se sueltan y empieza una acalorada lluvia de opiniones, quedándose en la mesa que:

López Obrador, ha cambiado su estrategia de ser el candidato antisistema por el candidato del sistema, con tanto purificado que desde siempre han formado los círculos de poder y que empiezan a ser un lastre, junto a su indiscutible autoritarismo y limitada capacidad para explicar “cómo” le va a hacer para resolver los grandes problemas del país, pero que ha capitalizado el hartazgo social a lo largo de casi dos décadas que le dan amplias posibilidades de ganar la elección presidencial.

La mayoría, no confía en los políticos

Por otro lado está Ricardo Anaya, sumido en el desprestigio desde que lo calificaron de #LordAtlanta, seguido de su enriquecimiento inexplicable, que ahora se agrava al ser denunciado penalmente por lavado de dinero y beneficiarse ilegalmente al orquestar una red de empresas fantasmas, que triangularon una suma millonaria en varios países y paraísos fiscales; ha combatido estos señalamientos con su conocida habilidad verbal y perseverancia para lograr sus objetivos a cualquier costo, incluso con una estrategia de acercar su discurso al del propio López Obrador para intentar capitalizar la inconformidad social.

En la conversación entra Pepe Meade, el ciudadano sin partido pero con muy fuertes relaciones amistosas en el PRI y el PAN, genuino representante del desacreditado sistema político establecido mexicano, que se ha echado sobre su hombros la pesada marca del PRI; él lucha por ascender en las preferencias que lo tienen en tercer puesto, aunque ya en la campaña se verá si le son suficientes sus fortalezas de capacidad intelectual, confiabilidad de los poderes facticos, el apoyo de grupos económicos y su incuestionable honradez… hasta ahora.

En ese punto interrumpe uno de mis amigos con un…

  • Bueno, bueno y aquí, como yo lo veo, arrancan con ventaja los del PAN, ¿o no?
  • Pues te diré, en Mulegé ha hecho mucho daño el esposo de la presidenta municipal y ahí anda muy duro el del PANAL, según me dicen mis parientes de allá; pero aquí en La Paz, si se pondrá bueno entre el Rubén, Puppo y el Pepe.
  • La cosa es que en Los Cabos el Presidente va a repetir, pues ya se acomodó con los que tienen la lana y opino igual, el agarre bueno será por la presidencia de La Paz.
  • Comondú un volado al igual que Loreto, pero con ventaja para los azules por Pancho Pelayo, hay que ver como dejó de a todo dar El Valle.

Y antes de que siguiera la plática  con los demás, se oye:

  • Independientemente de los candidatos municipales, diputados y los demás puestos, yo para no entrar en conflictos, porque lo mío son los negocios, a todos les prometo mi voto, pero a nadie se lo doy; al cabo que todos terminan poniéndose a modo en las campañas.

Entre todos se oye una buena carcajada y aprovecho para despedirme de la palomilla ¡Nos vemos para seguir platicando de grilla y un poco de todo!

Me fui de la reunión, pensando en que:

  • Hay que ver la serie de Julio César Chávez.
  • Las campañas son permanentes y engañosas, por promesas incumplidas.
  • Los ciudadanos también engañan a los candidatos.
  • Hasta que no se cuenten los votos, no hay resultados anticipados.
  • La mayoría no confía en los políticos y los políticos no confían en las mayorías… por eso buscan ser candidatos “pluris”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s