Editorial

Estamos inmersos en una campaña electoral aún y cuando las leyes al respecto no las permiten, salvo esas lagunas legales que dan de qué hablar y escribir y sobre todo dejar hacer sin que nadie ponga orden, y en ese sentido desde los candidatos presidenciables hasta los aspirantes locales por la senaduría, el congreso de la unión, las alcaldías y las diputaciones locales, tejen finito. Al respecto, podemos decir que hay quienes aprovechan estas lagunas legales para promocionar su imagen y otros siguen callados, pero los síntomas sociales están marcando sus preferencias en el caso de los aspirantes a la alcaldía de La Paz a pesar de que hay “un favorito”, este no se muestra y el que no lo es, va a la cabeza.

Dirán lo que quieran, pero en la capital del estado solo hay tres adversarios políticos que están marcando la agenda política: Marco Almendariz Puppo, José Hevia Aguiar y Rubén Muñoz Álvarez. No marcamos partidos, porque regularmente la ciudadanía, el electorado que decide, sufraga por la persona no por el partido, y en este sentido si las elecciones fueran en este mes, no podemos decir, “este día”, las elecciones las ganaría Muñoz Álvarez, y aclaramos, aún no es el candidato oficial de su partido (Morena), que siguen debatiendo quién los representará y en donde Leonel Cota Montaño, el ex gobernador y ex líder nacional del PRD junto Víctor Castro Cosío, tienen las manos metidas; mientras que en el PAN, aún no saben si van solos o acompañados con el PRD y Movimiento Ciudadano, aunque en este último partido, desde diciembre pasado ya tiene candidato en la persona del doctor Josué Estrada Flores.

Por el PRI, el seguro candidato es el empresario José Hevia Aguiar, que no es militante sino simpatizante de este partido político.

En el caso de los tres personas citados, y lo aclaramos, solo sabemos de algunas propuestas hacia la ciudadanía que puede desarrollar en caso de ganar las elecciones, es Hevia Aguiar, de hacer y promover un desarrollo económico para La Paz generando, con el apoyo de inversionistas fuentes de empleo, y señalar como él lo afirma que “él, sí sabe cumplir con su palabra, no como otros”. De Almendariz Puppo, aún no ha mostrado cuál será, cuando menos, su plan de trabajo, pero se muestra escondido, como que está esperando que “alguien” le haga la chamba. Respecto a Rubén Muñoz, dependiendo del escenario nacional y de ganar López Obrador la presidencia de la República, podría recibir el apoyo para La Paz, porque hasta el momento él, no ha mostrado nada.

¿Cómo entonces pretenden calentar el ambiente electoral si no están participando, si no dan de qué hablar, qué decir, comentar?

Estos aspectos lo sabe el electorado y por ello, Rubén Muñoz como en las carreras de caballos, “va ganando por una cabeza”, y eso que aún no es candidato oficial. ¿Qué esperan los otros aspirantes?, como que se están durmiendo en sus laureles, porque no es posible, como alguien lo dijo “calladito, se ve más bonito”, frase inequívoca de que está esperando que le hagan “su chamba”, y aprovechar esas lagunas legales que muestra la Ley Electoral en esta etapa de “silencio”.

Como sabemos, estas serán las elecciones más complicadas en la historia política del país, porque se empatan las elecciones para Presidente de la República, para senadores, para diputados federales y en el caso de Baja California Sur, la elección para renovar los cinco ayuntamientos y el Congreso local, todo un galimatías para los órganos electorales, porque como árbitro electoral, no ha dado sus luces, ni el INE ni el IEEBCS.

Creemos que a algunos candidatos, o sus equipos de trabajo, les falta oficio político, como se dice, les “falta tejer finito” en esta complicada maraña electoral, y no entendemos por qué tienen que esperar hasta que los órganos electorales den el arranque de salida para iniciar las campañas políticas.

¿O es ignorancia, miedo o de plano no se ponen de acuerdo cada equipo de los candidatos en cuestión? Solo esperamos que no nos llenen con falsas promesas, con sus poses políticas de saludar a un niño o besándolo para ganar adeptos, o inventando lo que no pueden cumplir, porque las elecciones se ganan con propuestas serias, con planes de trabajo efectivas, con compromisos reales, de visitar y plantarse frente a la sociedad y ganarlos con el esfuerzo de la palabra empeñada, no con despensas, láminas de cartón, cemento o varilla.

Un comentario sobre “Editorial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s