La Vida Después del Retiro

Aurelio Ortiz Zambrano

La vida después del retiroLa primera vez que yo pensé sobre la jubilación, mis hijos eran muy pequeños y no lo veía como un futuro inmediato, si acaso lo vislumbraba como una experiencia satisfactoria y llena da facilidades para compartir con mi familia. A pocas semanas que me retiré de mi empleo, me percato que no es sencillo y me integro al grupo de personasque desean seguir siendo productivos, aunque titubeo un poco sobre qué debo de hacer ahora.

Al llegar a la adultez media entre 40 a 65 años, las habilidades mentales se acrecientan, pero también se declinan las oportunidades laborales y el retiro forzado, conocer la clave para llegar a venidera edad madura, nos hace reflexionar si aquello significa tener buena salud, atenciones o tiempo libre. Existen mitos y creencias provenientes de esferas sociales o tradiciones familiares, que indican los factores que determinan el tiempo de retiro y las actividades que se deben realizar, como disfrutar nuestros lazos afectivos o de nuestra red de apoyo.

Tras varios años de trabajo en distintos puestos de gobierno y en el sector privado, decidí dar un giro a mi vida y contemplé la posibilidad de explorar otros terrenos laborales; pero a pocos años de acercarme a una jubilación, me di cuenta de que mis hijos ya hicieron su vida pero lejos de mí, y que mi familia aunque es sumamente cercana, no lo es de manera constante y pensé, ¿qué hacer con mi tiempo libre?, todas las vertientes se me presentaron.

Cuando las personas de mi edad se acercan a su etapa de jubilación, dudan cómo invertir su dinero y tiempo. Actualmente la sociedad considera que la jubilación involucra un tiempo de ocio y satisfacción proveniente de un descanso prolongado con actividades que les relaje, pero debo decir que todo depende de muchos factores. Algunas personas extienden su horario laboral en las horas de ocio, con las mismas actividades de su empleo formal, algo que implica prolongar la creatividad cuando se retira  uno, como el maestro que en sus tiempos de ocio estudia por las tardes, y al final decide poner una guardería, como el entrenador que se jubila y hace un equipo de futbol…. y no, no voy a poner una tiendita.

Al jubilarse existen elementos que no planteamos cuando se decide no continuar con actividades similares a su vida laboral, y es que la paga a veces no logra alcanzar las expectativas que todos queremos. Las personas que se encuentran en esta etapa no ven cómo satisfacer las necesidades económicas y que traen consecuencias patológicas. Se pagan las cuentas de los hijos o se costea la escuela de un nieto y al parecer, llevamos un letrero de “disponibilidad” el cual es interpretada como abuelo de tiempo completo, taxista o niñero.

Existen algunas vertientes sobre qué se debe hacer al jubilarse. El planteamiento inicial es realizar actividades recreativas o el mantenerse activo a través de otro nuevo empleo o negocio pequeño. Las situaciones que llevan a una persona a decidir si jubilarse o no, se determinan por ambientes negativos en el área laboral, o bien, retirase para costear otro empleo mucho más remunerante.

Con el tiempo, la convivencia y habitualidad entre colegas se vuelve una dinámica familiar más que de compañerismo. Al llegar el retiro uno se percata de que el mundo social que se tenía pertenecía a las esferas laborales y donde nos damos cuenta que al final, estamos medianamente solos; la buena noticia es que cada quien paga su cuenta y no tengo que lavar los trastes después la cena.

Estar en servicio activo, significa esencialmente ser productivo pero sin dejar de disfrutar de ciertas libertades, como no tener un jefe y no pelear por quien se quedará con la última taza de café. Procurar un fondo de ahorro roza con la frase “No te llevarás nada a la tumba”, o esta visión de “lifestyle” instantáneo, donde las preocupaciones que demarcan mi generación son la de procurar el bienestar de nuestros descendientes, crear un mundo estable para ellos y facultarles de las herramientas suficientes para no empezar desde abajo.

Las nuevas generaciones ven poco eficiente invertir en un fondo de ahorro, quizá faculte la vieja visión de dicha frase popular, pero se trata de tener un retiro apacible y satisfactorio, por medio de una base económica sustentable como el ahorro, ampliando las oportunidades que nosotros mismos construimos, incluyendo nuevas redes emocionales, laborales y familiares.

Pueden seguirme a través de mi red social de Facebook, Aurelio Ortiz Zambrano o a través de mi correo electrónico aoz_aguila@hotmail.com, “en casa del herrero, cucharón palo, lo mismo que economista no previó su fondo de ahorro”.

2 comentarios sobre “La Vida Después del Retiro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s