2018, sin vuelta de hoja

  • PAN, a control remoto
  • Morena, el caso Rentería
  • PRI desfondado

Por Federico Gastélum Mayoral

2018, sin vuelta de hoja

Siempre me he preguntado, por qué la gente siempre manifiesta su aversión por la política, en vista del pobre desempeño de quienes han pasado por ahí, y que hemos atestiguado esa decepción,  pero  cómo es que al final de cada ciclo electoral, se piensa como es que ahora si tomaremos la decisión correcta y ahí estamos. Sin embargo, renovando las esperanzas de que “ahora sí” corregiremos ese error. El porcentaje de abstencionismo ya empieza a rebasar el 50%  de no ser por el excesivo costo de las campañas y la frenética promoción de partidos y candidatos que prácticamente llevan de la mano al ciudadano promedio a votar por alguno de los participantes para finalmente no “caer” en el pecado ciudadano de no participar, cosa que los políticos ya se han encargado de hacer énfasis de tener que votar para poder criticar, casi como si fuera un primer mandamiento religioso.

Ésta, creo es una de las causas que justifican el ahora innegable fenómeno del fanatismo casi, por una figura como AMLO que a base de promesas muy simples, y de ridiculizar el tema tabú que es la política y la sucesión sexenal, nos encontramos ahora con una verdadera “peje manía”, con simpatizantes que han crecido en número y que ahora sí le apuestan a que “ya no nos queda de otra”. Todo a pesar de que la plataforma de Andrés Manuel o sea su “movimiento” (no partido) usa las mismas costumbres y formas del partido del PRI en sus procedimientos y estrategias. Peor aún, que el líder y alma de esa “nueva” esperanza convertida en catecismo, utiliza el perdón y ungimiento de castidad a todos los “conversos” (sobre todo del PRI) para que de haber sido emblemas y representativos de lo peor de la corrupción y despotismo de ese partido, pasen a ser ahora los apóstoles del ungido (por tercera vez) para salvar a la humanidad, perdón digo, a los mexicanos de todos sus males y opresores.

La verdad, un simple auto examen de conciencia y conductual de los seguidores de AMLO nos llevaría a tener que cuestionar por qué debía ser este un tipo digno de la devoción de tanta gente en ese estado de desesperación. Creo que como muchos mexicanos, sentimos que “ya le toca”, a la manera de como cuando los niños quieren pegarle a la piñata en las fiestas infantiles, y que pues “no hay que ser”, hay que darle oportunidad al menor que se ha quedado rezagado. Todo a pesar de que esto no sería sino otro caso de mesianismo o caudillismo de la que está plagada toda nuestra historia nacional, para al final de cuentas quedar como el común de los políticos que ya hemos tenido. Pregunto yo, ¿Qué acaso el ejemplo de Leonel Cota en nuestro estado no fue más que suficiente? ¿Por qué habríamos de pensar que en el caso del “peje”, esta sería otra historia diferente? Admito que aún tiene sus seguidores, pero para ser realista; si es que los sudcalifornianos lo valoramos tanto, ¿Por qué no se lanza en votación directa por su nuevo partido y ayudar a su amigo el “peje”? Así asegurarían un buen cúmulo de votos. Pero no, tendría muchos cuestionamientos que contestar, y pondría en peligro la ilusión de la nueva esperanza y ascensión de los ahora, reciclados del PRD. Ni modo, el fraude se maquina desde el momento que el iluso quiere ser engañado, y el otro cumple con su misión de cumplirle su ilusión, tal y como aquella famosa serie de televisión de la Isla de la Fantasía, en la que el cliente pagaba para hacerse las ilusiones. “A qué le tiras cuando sueñas mexicano”.

Sin embargo, esta caricatura que representa el escenario partidista tiene la razón de haber llegado a un verdadero colmo. Entre varios, aquí unos cuantos botones de muestra. Los llamados “moches” a que el PAN sometiera a sus funcionarios electos a partir del 2012, en que las prerrogativas de ese partido bajaron debido a su descenso a tercera fuerza en las preferencias políticas después de doce años de haber sido los más beneficiados, como que no le “cayó el veinte” a su entonces presidente Gustavo Madero y quizás tomando el ejemplo de la familia michoacana y sus narcos, como que se le hizo fácil cobrar comisión desde simples presidentes municipales como hasta a gobernadores de su mismo partido, hágame Ud, el favor, como que la concepción del desempeño partidista cayó de lo que debería ser una agrupación política, que defiende causas, a la de ser una agencia tipo de contratación de actores, que cobra comisión por cada contrato logrado, por no dar otros ejemplos más denigrantes. En cuanto al PRI, pues solo bastó el paso de un suplente de alcalde como el “Nacho” Monroy, para darse cuenta uno que el XIV ayuntamiento se convirtiera en un mercado como el de la lagunilla en México, en que las mineras se hicieron de un oficio apócrifo, después de una subasta entre regidores, pero en verdad firmado por el pleno de ese ayuntamiento para adecuar su uso de suelo, y empezar su nefasta labor en la sierra de La Laguna. Claro, ya pasado el vergonzoso acuerdo, los regidores negarían haberse puesto de “modo” para darle el cerrojazo final a esa desafortunada gestión de Esthela Ponce. Ni modo, a alguien había que echarle la culpa. Todo el actual ayuntamiento de Armando Martínez, se la ha pasado echándole la culpa a la ex presidenta, para justificar los fallos de su administración. Eso por mencionar alguna de las imposturas que incurren estos partidos (PRI-PAN) para llegar a la situación actual.

El PAN de BCS a control remoto. Y ya en materia del proceso electoral, en la que solo se pasara a ser pre-candidato, para en marzo ya ser candidatos, en el ámbito federal, pues ya como dijo Julio César, emperador, la suerte está echada, aquí en lo local, la presidenta del IEEBCS solo se concreta en hacerle la vida de cuadritos a los candidatos con la llamada equidad de género, para restarle movilidad y discrecionalidad a los jerarcas de partido, y así nombrar más mujeres en todos los cargos en juego, toda vez que en el PAN pues no tienen mucha tela de donde cortar, y caer a lo último en que el “bueno” para la presidencia en la Paz, sería Marco A. Puppo y a lo mejor volver a meter a Gisela Páez a la jugada como le hicieron con Alberto Rentería en Morena porque ya el PAN volvió a ser manejado en directo por Ricardo Anaya, a través del grupo de Comondu, con Marcos Covarrubias de delegado, y dejar al gobernador Mendoza con pocas fichas con que jugar.

Por lo que concierne al PRI, aquí las cosas no están mejor; candidatos ya pero para quedar ahora en tercer lugar de las preferencias, sino es que el partido Coherente no los rebasa y los deja en cuarto, la situación es más precaria. Después de echarse la bolita, porque ya a nadie se le antojó la alcaldía de La Paz, optaron por licitar el puesto, para que la ganase otro del grupo Morena-TV Azteca, José Hevia que aun quisiera retomar su llamado a la política, pero que claro, cuenta con el patrocinio de un fuerte consorcio empresarial de México CDMX, para ya una vez en el puesto, otorgar los permisos que le ha sido negado a minera Los Cardones, así como a otras empresas interesadas en fincar vivienda sin tener que estarle cebando a cada funcionario municipal. Así las cosas serían mucho más simples. El grupo minero pues no juega con una sola ficha, ahora ya tiene dos, y a dos fuegos van agarrar al candidato o candidata del PAN para recordarles que no es lo mismo echar mentiras sin que nunca te agarren, a que ahora te recuerden lo de tu “mejor futuro” pero teniendo que andar armado o vivir en zozobra.

Morena y Rentería. En fin, que fuera del caso de la alborotada de Alberto Rentería para desbancar a Rubén Muñoz, no hay en verdad más novedad, creo desde mi perspectiva personal, que este sigue construyendo su carrera en forma sólida, y que lo del líder del sindicato gastronómicos debería estar a mejor recaudo ahora que a los Coppola les fallaron a su favor para reconocer solo a 20 demandantes, de los cuales ya algunos han sido indemnizados, y que debe estar preparado para una abultada demanda por daños, a bienes que debieron ser preservados hasta el laudo final de la junta de conciliación y arbitraje, cosa que aquel no respetó, y que pues ya en campaña, de resultar ser electo candidato, no le ayudará mucho el estar contestando acusaciones. Creo yo.

3 comentarios sobre “2018, sin vuelta de hoja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s